fbpx

¿Quién soy?

Me llamo Agustí Guisasola, tengo 49 años, filósofo-terapeuta de profesión, vivo en Vilafranca del Penedès (Barcelona) y estoy casado con la Filosofía. Siempre he ido en busca del (auto)conocimiento, por eso estudié filosofía, arte, psicología y espiritualidad.

¿Qué hago?

Me dedico a ayudar a los demás a encontrar el significado de sus vidas, a remover conciencias y conectar con la felicidad que llevan dentro sin engañarse con pseudoterapias y espiritualidades de moda.

¿Te has preguntado alguna vez por qué se publican cientos de títulos nuevos de libros de autoayuda cada año? ¿Te has preguntado por qué por muchos libros de autoayuda que lees sigues sin llegar a estar satisfecho con tu vida? Pues muy sencillo: porque no funcionan. 1º/ la mayoría son una estafa intencionada con ánimo de lucro; 2º/ los que no son una estafa simplemente están equivocados; y 3º/ los que sí funcionan no basta con ser leídos, hay que practicarlos (por leer un libro de economía no te haces rico, en todo caso te haces rico poniendo en práctica lo que expone ese libro). Pues bien, con las terapias y las religiones o la espiritualidad sucede exactamente lo mismo.

Mi historia

Mi vida cambió por completo por un siniestro terrible y tuve que renacer de mis cenizas como un Ave Fénix. Estoy aquí para que tú no tengas que tocar fondo, ¡para ayudarte!

 

El 28 de diciembre (día de los Santos Inocentes -llámale destino o simple curiosidad-) de 2009 sufrí un siniestro donde se incendió fortuitamente mi vivienda, perdiendo mis obras de arte (por aquel entonces yo artista plástico visual) y a mis dos gatos (Ayeko y Zafir). Al no tener asegurada la vivienda no cobré ninguna indemnización, y fruto de la depresión que sufrí me despidieron de la editorial, donde trabajaba para compaginar mi carrera artística. Aquello me dejó en una total ruina económica y destrozado emocionalmente.

No voy a entrar en detalles escabrosos, pues a buen entendedor, pocas palabras bastan. En semejante situación y después del shock reactivo a aquella situación, mis pocas energías se enfocaron en sobrevivir física y emocionalmente. Después de probar todo tipo de terapias psicológicas, sistemas de creencias, libros de autoayuda, técnicas de PNL, coaching, espiritualidades de todo tipo, etc., como paciente y como alumno, descubrí la praxis de la filosofía a través del asesoramiento filosófico y también de una filosofía de vida llamada mindfulness, y desde entonces mi vida dio un giro de 180 grados. En los apartados correspondientes de esta web explico lo qué son, pero para resumir en dos conceptos lo que me proporcionaron para salir del hoyo fueron: espíritu crítico (la esencia de la Filosofía) para encarrilar mi vida en la dirección adecuada y atención plena (Mindfulness) viviendo la experiencia directa sin conceptualizarla. Esto me salvó.

¿Qué me diferencia de los demás?

Mi gran formación académica y mi experiencia personal de dos décadas habiéndolo probado todo tanto en el mundo de la psicología como de la espiritualidad, es sin duda lo que me diferencia de los demás. Si a eso le sumamos mi pasión por la enseñanza y por ayudar a los demás, ya lo tenemos todo. ¡Sé lo que funciona y sé enseñarlo!

 

Lo que me ha servido tanto en mi vida personal como en mi trabajo ha sido la lucidez de complementar dos modelos explicativos y existenciales de vivir la vida: la mente analítica (racional, conceptual, abstracta, materialista) por un lado, y la mente contemplativa (meditativa, sin concepto ni tiempo) por el otro.

Antes de llegar el mindfulness a mi vida en 2011 yo ya meditaba formalmente a diario desde hacía una década, lo cual me permitió entrar de lleno en esta filosofía de vida. Antes de aprender asesoramiento filosófico yo ya era licenciado en filosofía, me estaba doctorando y llevaba años estudiando psicología, lo cual también me ahorró muchísimo tiempo. Finalmente, mi formación en terapia cognitivo conductual (TREC) consolidó mis conocimientos en psicología para cerrar el círculo sapiencial y vivencial que me caracteriza a mí y a mi trabajo en el Consultorio.

Llevar el mindfulness más allá de los cursos antiestrés MBSR típicos hacia una filosofía de vida es también algo que caracteriza mi andadura profesional. Esta síntesis entre abordajes pscio-educativos occidentales (asesoramiento filosófico y TREC) y orientales (la meditación mindfulness y el advaita) hace que mi trabajo sea único en el panorama español y en el internacional, pues ambas visiones de la vida y del conocimiento se han visto desde siempre como contrapuestas e irreconciliables.

Más de 500 personas han pasado por mi Consultorio en todos estos años con un 99% de éxito cuando ha habido un compromiso genuino y han completado su proceso de desarrollo personal. A todas ellas y a los alumnos de mis cursos de mindfulness quiero darles desde aquí las gracias por compartir sus vidas conmigo, por permitirme ayudarles y por supuesto por aprender de ellos también.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba